11 julio, 2008

Mis héroes de acción

Como es veranito y hay un poco más de tiempo libre, vamos con otra lista que no vale de nada, salvo para entretenerme mientras la escribo. Si en la última ocasión hablé de las "chicas de acción", hoy vamos con los chicos. El clásico heróe de acción ha cambiado con el paso del tiempo y tuvieron su época de esplendor en los años 80. Pero vayamos con calma. Y si, como siempre, posibles SPOILERS.

5- Dutch




Tuvo su gran y único momento de lucimiento en 1987, en la ejemplar Predator. Interpretado por el armario Arnold Schwarzenegger (que difícil es escribirlo), líder de un grupo de comandos que van a una selva de América central para terminar con unos guerrilleros y salvar a unos compatriotas. Pero la cosa se pondrá chunga cuando un extraterrestre violento comience a matarlos a todos. Una de las mejores películas de acción de todos los tiempos, con un grupo de armarios empotrados como protagonistas y con una de las mejores creaciones del genio Stan Winston, el depredador. Dutch fuma puros, tiene brazos como personas y es el único capaz de plantar cara al bicharraco enemigo. Como aliciente, el hecho de que sea una de las pocas veces que "Gobernator" sufre en una película.
La escena: la batalla entre Dutch y el depredador. Sin apenas diálogo y con un uso genial de la música, la acción y el montaje. Gracias a John McTiernan por crear esta joya.

4- John Rambo



Su presencia en la lista era casi obligada. Lo hemos visto en cuatro ocasiones, siendo la primera en 1982, en Acorralado. Interpretado por Silvester Stallone (que me cae muy bien, aunque sus interpretaciones sean reguleras), Rambo es un antiguo combatiente de la guerra de Vietnam que es detenido en su Estados Unidos natal por olgazanería. Maltratado por la policia, se verá obligado a escapar y usar sus dotes para la supervivencia en un film que, sin ser nada del otro mundo, consigue enganchar y tiene una banda sonora sobresaliente, de Jerry Goldsmith. Este mismo año, Sly quiso resucitar al icono, y lo hizo de manera asombrosa con la excelente John Rambo, un ejemplo de lo que el cine de acción debería ser. De la segunda y tercera parte, mejor no hablar.
La escena: toda la huida de la primera parte es buena, digan lo que digan. Como película de acción es muy válida. Pero en brutalidad, John Rambo se lleva la palma, cuando ensarta al malvado general birmano con su machete casero y lo parte en dos, literalmente.

3- Jason Bourne



Visto por primera vez en El caso Bourne de 2002 e interpretado por Matt Damon. Es el héroe de acción moderno. Inteligente, sofisticado, luchador, gran conductor, multilingüe, guapo y sensible. A pesar de ser un antiguo asesino a sueldo de la CIA, el hecho de que sufra una amnesia como la copa de un pino le hará cambiar y convertirse en uno de los buenos. Bourne representa un cambio importante en el estereotipo de héroe de acción al usar la inteligencia antes que los músculos. Eso si, mejor no tocarle mucho las narices porque tiene mal genio y unos prontos muy mal llevados.Si Bourne se enfada contigo, estás muerto. La trilogía que lleva su nombre es, sorprendentemente, de lo mejorcito del cine de acción actual...de hecho, es lo único bueno que el cine de acción ha dado en el nuevo milenio.
La escena: la persecución por las calles de Moscú vista en El mito de Bourne. Intensa, espectacular, con la cámara en sitios impensables y un uso del montaje y la dirección por parte de Paul Greengrass que deja sin respiración.

2- Henry Jones Jr.



El más viejo de la lista. Visto por primera vez en El arca perdida, de 1981. Interpretado por Harrison Ford y creado por George Lucas y Steven Spielberg, es quizas el más icónico de los aquí presentes. La capacidad que tuvieron Lucas y Spielberg para resucitar el clásico cine de aventuras es aún hoy impresionante. El tiempo no pasa por ninguna de las películas y recientemente se estrenó la cuarta parte, la más floja, pero entretenida al fin y al cabo. Indiana Jones es el aventurero por excelencia, profesor de día, arqueólogo con látigo de noche, capaz de buscar los tesoros más interesantes en los lugares más pérdidos. Y encima, su padre es Sean Connery. ¿Se puede pedir más?
La escena: Muchas. El prólogo de la primera parte, la persecución con tanques de la tercera, la de la selva en la cuarta, la merendola de sesos y bichos de la segunda...en cada uno de los films encontramos más de una escena a recordar. Y es que Ford, Spielberg y Lucas, saben lo que hacen.

1- John McClane



Visto por primera vez en La jungla de cristal, de 1988. Interpretado por Bruce Willis en cuatro películas diferentes, siendo mis favoritas la primera y la tercera por si calidad indiscutible gracias a la dirección de John McTiernan. Los comentarios sobre McClane son casi innecesarios. Un policía harto de la vida, a punto de divorciarse, capaz de enfrentarse a un grupo terrorista armado con una pistola, descalzo y en camiseta interior manchada de mugre y sangre. El mejor de todos los tiempos que, además, puede presumir de ser el protagonista de la mejor cinta de acción de la histora. La segunda parte estaba bien, la tercera era puro gozo y la cuarta...bueno, por lo menos era entretenida. Bruce Willis consiguió la gloria con este "motherfucker" y el cine de acción demostró poder hacer obras de arte.
La escena: sólo con escribir "Yippie-kay-jay motherfucker" se me ponen los pelos de punta.

1 comentario:

indigo girl and autist dijo...

jeje Odio las de Bourne las demas me gustan.
Austista Girl.