25 marzo, 2007

Remakes, secuelas y precuelas

Revisando las noticias de hace unos días me encuentro con que quieren hacer una remake de la maravilla de John Carpenter, y película de culto, 1997. Rescate en Nueva York. Y quieren que su protagonista sea Gerard Butler, muy de moda ahora gracias a esa salvajada de film que es 300 (todavía escucho los aplausos en la sala de cine). Pero lo cierto es que ya empiezo a estar cansado de tantas y tantas películas que lo único que hacen es copiar sin pizca de originalidad algo ya hecho hace años. Es más, creo que puedo enumerar con los dedos de una mano los remakes que he visto en el cine y me han gustado (Amanacer de los muertos o Las colinas tienen ojos, honrosas excepciones en el submundo de falta de ideas de Hollywood).

Me parece correcto que si una película "antigua" o una saga triunfa en taquilla se le quiera dar continuidad para obtener beneficios, que es lo más importante al fin y al cabo. Pero lo que me parece una total falta de respeto hacia la inteligencia de los espectadores es continuar sagas que ya no tienen futuro o que no deberían tocarse porque están bien como están. Por ejemplo, Star Wars (se que esto me va a costar amenazas de muerte por parte de sus fans). ¿A alguien le gustó realmente La amenaza fantasma o El ataque de los clones? ¿De verdad George Lucas tenía que rodar otras tres películas para completar la historia o porque quería ganar unos milloncejos de dólares a nuestra costa (que como estúpidos fuímos a verlas a los cines)?. Y ojo, que cuando digo Star wars digo también Jungla de cristal (la cuarta entrega se estrena en verano), James Bond, Terminator, Rambo (si lectores, habrá Rambo 4, John Rambo que se titulará oficialmente)...Hasta al mismísimo Indiana Jones llega la maldición de las sagas interminables, con una cuarta parte en proceso de preproducción.

A pesar de que la mayoría de remakes, secuelas y demás son de calidad más bien escasa (véase Saw, con una primera parte interesante y dos secuelas a cada cual más vomitiva), los mandamases de Hollywood no se cansan de producir estos bodrios. Y vale, reconozco que luego incluso yo veo alguno, aunque sea por curiosidad. Lo que no deberíamos tolerar los amantes del cine es que masacren joyas de género como La cosa o Robocop (proyectos que esperemos nunca se lleguen a realizar, aunque sólo sea porque los originales aún conservan el frescor de antaño), por poner un ejemplo. Y es que, amigos y amigas, parece que los fans del terror o de la ciencia ficción no podemos descansar tranquilos ¿o acaso alguien imagina un remake de Casablanca?

1 comentario:

maría dijo...

jajaja, que arte tienes!!
y cuanta razón llevas..., que manía de cargarse las pelis y hacer incluso que las aborrezcamos, y solo por ganar unos cuantos milloncejos de dólares, como bien dices.
Pero es lo de siempre, que la pela es la pela, y eso es lo que hay.
De todos modos, con hacer caso omiso a tales aberraciones cinéfilas, todo arreglao. Yo, por ejemplo, me negué a ver las "nuevas" de la guerra de las galaxias... (con todos mis respetos a los fans,jaja).